Guiso de ternera tradicional – con un toque “exótico”

20131202-untitled-8458

Muchas recetas tradicionales (vamos, de las de toda la vida) sirven perfectamente en la dieta paleo / primal, si tenemos cuidado de, por ejemplo, no utilizar harina en la salsa. Esta receta la fui modificando con el tiempo, añadiendo y quitando (para que no fuese un simple guiso de ternera, que tampoco está mal) y ahora queda que se me está haciendo la boca agua sólo de pensarlo. Como veréis, el truco está en las especias. La hago en olla a presión, y dependiendo de cómo salga puede que reduzca un poco la salsa después. Como se tarda un poco, suelo hacer para tener varios días. Lo puedes congelar y así es muy socorrido. En estos días fríos, sobre todo, es una maravilla. Experimenta con las especias y cuéntanos cómo te sale… por cierto, está excelente de un día para otro.

6 raciones Kcal/ración: 611 Tiempo 60 minutos
Proteínas: 65 g Hidratos de carbono: 15 g Grasas: 32 g
INGREDIENTES

  • 1,5 kg de carne de ternera para guiso (algo meloso), troceada (pídeselo al carnicero)
  • 3 cebollas más bien grandes
  • 300 gramos de zanahorias
  • 1 pimiento rojo, más bien grande
  • 1/2 vaso de vino tinto (aunque puede ser también blanco)
  • 2 cucharaditas de cominos
  • 6 clavos de especia
  • Aceite de oliva
  • Sal

20131202-untitled-8462

PREPARACIÓN

  1. Pela las cebollas y las zanahorias, y trocélas junto con el pimiento en trozos más bien grandes (no se trata de picarlo, sino de que tengan presencia al final: entre 1 cm y 2 cm). Reserva en un plato la cebolla y el pimiento y en otro la zanahoria.
  2. En la olla, pon algo de aceite a calentar, a fuego más bien alto.
  3. Cuando el aceite está bastante caliente, ve salando los trozos de carne e incorporándolos al fuego en tandas. No eches demasiados para que no te baje la temperatura. Se trata de que la carne se tueste un poco para sellar el sabor.
  4. Cuando la tanda de carne esté dorada, sácala y resérvala (baja el fuego mientras lo haces para que no se queme el aceite). Repite la operación hasta que hayas dorado toda la carne (dependiendo de tu olla, pueden salirte 4 o 5 tandas). Es muy importante hacer esta fase bien y que no se sobrecueza la carne. Entre tanda y tanda, echa más aceite si hace falta, sube el fuego y espera a que esté caliente para echar la siguiente.
  5. Una vez sellada toda la carne, baja el fuego a la mitad, añade un poco más de aceite a la olla y vierte en ella la cebolla y el pimiento rojo troceados.
  6. Con el fuego a media fuerza, deja que se vaya haciendo, removiendo frecuentemente. La idea es que se ablanden tanto la cebolla como el pimiento, pero no que se “pochen”. Un poco de color tostado está bien.Conforme se van haciendo, es probable que necesites añadir más aceite.
  7. Cuando estén ya en su punto (probablemente 10-15 minutos), echa la carne, con el jugo que haya podido soltar, las zanahorias troceadas, los cominos y el clavo.
  8. Remueve bien y dóralo otro poquito (5 minutos). Rectifica de sal si es necesario.
  9. Añade el vino y remuévelo todo bien.
  10. Cierra la olla y ponla a funcionar.
  11. A los 20 minutos, apaga la olla y ábrela.
  12. Dependiendo de la carne, quizá haya soltado mucho líquido. Si es así, hazla hervir un rato para que reduzca (además cogerá aún más sabor).
  13. Rectifica de sal, si es necesario y ¡a comer!

 

Anuncios

3 comentarios en “Guiso de ternera tradicional – con un toque “exótico”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s