Cómo empezar con la dieta Paleo

AhoraQueEste es, quizá, el momento más delicado de todos: cuando estás considerando comenzar con la dieta Paleo. No sólo por lo que cuesta cambiar de manera de comer, pues esto pasa en todos los cambios de dieta. Sino porque lo que tenemos en la despensa y a nuestro alrededor no ayuda: legumbres, arroz, harina, comidas procesadas… todo esto tiene que desaparecer de nuestra dieta (y de nuestra despensa).

Así que con frecuencia te encontrarás con… ¿y ahora qué como?

Como primer paso, y para ayudarte en los comienzos, aquí tienes una propuesta de plan para las dos primeras semanas. Aparecen tres comidas diarias – y una merienda-, porque a esto estamos acostumbrados, aunque no es necesario y puedes comer más o menos. La finalidad de este plan es evitar la pregunta: ¿y qué como hoy? Bueno, más que evitarla es responderla!. Puedes descargarte una versión PDF del plan pinchando aquí: Plan 14 días

Además del plan, también puedes descargarte todas las recetas para estas dos primeras semanas y las instrucciones para el plan de 14 días, pinchando aquí: Recetas para las dos primeras semanas., Instrucciones del plan de 14 días

Plan 14 días2

Algunas ideas para ayudarte:

OBJETIVO: dejar de comer cereales y azúcar refinado, y bajar (o mejor eliminar) el consumo de legumbres.

ANTES DE EMPEZAR:
1.  “Hazlo tuyo”:
Comidas y cenas. Repasa las comidas propuestas en el plan de 14 días y utiliza/sustituye recetas tuyas. El fin es que te sea lo más fácil y sencillo posible y que disfrutes haciéndolo.
Desayunos y meriendas. Adecua los desayunos y meriendas a los que más te gusten. Se proponen unos desayunos y meriendas concretos como sugerencias, para que te ahorres pensar quéhacer en cada momento. Elige los que más te apetezcan para cada día.
2. Repetir una comida dos días seguidos. Como sugerencia, los días que hagas guisos/asados puedes hacer cantidad para dos días y repetir otro día. Así puede ser más cómodo, ahorras tiempo y energía.
3. Planifica la repostería. Empieza la semana teniendo hechas unas galletas y/o magdalenas (muffins). Si empiezas un lunes puedes hacerlo el domingo.

Un par de soluciones:

  • Añadir grasa. Si necesitas aumentar la cantidad de grasa en alguna comida puedes hacerlo, por ejemplo, con: queso, aguacate, frutos secos, tahina, nata, aceite, mantequilla, embutidos grasos, tocino.
  • Tener recursos. Tener recursos de comida en la nevera te dará la sensación de que no te falta que comer y evitarás la sensación de que la dieta te limita para comer. Si puedes ten algo dulce y algo salado hecho. Lo dulce puede ser las galletas, magdalenas (muffins), brownie…, fruta, y lo salado puede ser frutos secos, quesos, embutidos, babaganush, paté de atún y mejillones… por ejemplo. Para mojar puedes utilizar verduras (zanahorias y apio cortado en bastones) o crackers.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s