Guiso de Cordero Extremeño

CorderoExtremeño2

En realidad, el guiso original era con cabrito, pero no lo encontraba así que decidí hacerlo con cordero (estaban cerrando el mercado y tenía antojo de este guiso, y me lancé, aun sabiendo que no iba a saber igual). Este guiso me lo enseñó el mismo amigo que tenía un pueblo “inexistente”. Después de esta y la anterior recetas, casi pensé que podía escribir un libro sobre comida extremeña, porque esta, la anterior (y otras que me enseñó) se apoyan mucho en dos ingredientes: ajo y laurel. Ya lo visteis en la receta de sopa de patatas fritas.

Este plato, además de la carne, deja un caldo que es una maravilla. Después de hecho, si es cabrito o una carne con mucho sabor, se puede comer sin más guarnición. Pero si quieres, puedes echar una patata partida en trozos y hervirla en el caldo y luego añadir la carne. A la hora de elegir la carne, si no hay cabrito, elige en función del sabor que quieres obtener. Por ejemplo, algo de falda de cordero, o morcillo de ternera, le da buen sabor. En cualquier caso, es súper, súper fácil de hacer.

Es uno de esos guisos perfectos para el tiempo frío.

 

4 personas Kcal/ración: 472 Tiempo  1hora 30 minutos
Proteínas: 45 g Hidratos de carbono: 1 g Grasas:  32 g
INGREDIENTES(en esta versión)

  • 1 kilo de cordero para guiso, troceado en trozos de 4-5 cm
  • 5-6 dientes de ajo
  • 4-5 hojas de laurel
  • Sal
  • Agua
  • Aceite de oliva para guisar
 CorderoExtremeño
PREPARACIÓN

  1. Pon una olla al fuego alto, con un poco de aceite.
  2. Sala la carne, y séllala en la olla, moviendo bastante la carne.
  3. Mientras se va haciendo la carne, pela los ajos, córtalos en trozos y échalos en un mortero.
  4. En el mortero, echa también un poco de sal gorda y un poco de aceite.
  5. Muele bien los ajos con el aceite y la sal hasta que esté bastante desecho, casi una pasta.
  6. Cuando la carne está ya sellada, echa los ajos machacados (con el aceite y la sal, del mortero) y dale unas vueltas rápidas, para que se haga, pero no se queme.
  7. Baja el fuego un poco y deja que se haga un poco más el majado del ajo.
  8. Echa a la olla también las hojas de laurel.
  9. Ahora, echa abundante agua (como para que quede bastante cubierta la carne).
  10. Sube el fuego hasta que el caldo comience a hervir.
  11. Cuando comience a hervir, bájalo al mínimo, y deja que hierva durante una hora al menos, o hasta que la carne se desprenda casi totalmente del hueso.
  12. Cuando la carne esté separándose del hueso o muy tierna, ya está el guiso.
  13. Rectifica de sal.
  14. A comer.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s