Pan de Trigo Sarraceno

PanSarraceno6

Si hay un tema que nos preocupa cuando empezamos la dieta paleo es el pan. No importa lo panero hayas sido antes, solo el hecho de prescindir de una tostada de pa amb tumaca, de mantequilla con mermelada, de paté, o de mojar un huevo o una salsa, hacer un bocata… nos produce una sensación de pérdida y melancolía… ains!
Por eso me hace especial ilusión traeros esta receta en la que he conseguido hacer un pan muy parecido al pan de barra que todos conocemos. Y además la receta es de lo más sencilla: pocos ingredientes y mínima preparación ;).

¡Espero que lo disfrutéis!

Pan de trigo sarraceno

Y ahora te estarás preguntando: ¿Un pan de trigo sarraceno? ¿trigo sarraceno? ¿¡Trigo!? ¡Pero si el trigo es un cereal! Aunque el trigo sarraceno tenga este nombre no es un cereal sino un pseudocereal: pertenece a la familia de las poligonáceas (dicotiledóneas) a diferencia de los cereales que pertenecen a la de las gramíneas (monocotiledóneas). Su nombre se remonta al siglo IX cuando los árabes, llamados “sarracenos” por los cristianos, lo introdujeron en la península. “Sarraceno” significa “hombre del desierto”. El trigo sarraceno también se conoce como alforfón.

 

PanSarraceno4

El trigo sarraceno además de no ser un cereal y de no contener gluten, es considerado un “súper-alimento” por su alta densidad nutricional. Otro punto a favor del trigo sarraceno es que para todo el aporte nutricional que contiene, sale bastante económico. Aquí te hago un resumen de sus virtudes:

– Es rico en proteínas (13%). Contiene todos los aminoácidos esenciales, entre ellos la lisina y la metionina, aminoácidos que no se encuentran en los cereales. Éstos amonoácidos no son sintetizados por nuestro organismo por lo que es necesario ingerirlos en nuestra dieta.

– Tiene un 70% de hidratos de carbono. Aunque suene a mucho, su índice glucémico es bajo (IG=54), lo que quiere decir que los niveles de glucosa tras ingerir este alimento no suben rápidamente. Si además la cantidad que ingerimos de trigo sarraceno es reducida, como por ejemplo una rebanada de pan, la carga glucémica que aportamos a nuestro organismo será baja. Comiendo cantidades moderadas, el trigo sarraceno queda dentro de una dieta baja en hidratos de carbono.

– Es rico en fibra, lo que lo convierte en un alimento saciante.

– Es bajo en grasas (3%) y éstas son mono y poli insaturadas.

– También es rico en flavonoides que ayudan a tratar la fragilidad de los vasos sanguíneos y los trastornos vasculares.

 

PanSarraceno


Si has leído hasta aquí estoy convencida de que al menos te atrae la idea de darle un buen pellizco a este pan y probar sus beneficios en ti mismo. A continuación, unos consejos clave para conseguir un pan con buena consistencia y no caer en errores que yo misma cometí:
– Utiliza harina de trigo sarraceno sin cáscara. La cascara es fácil de reconocer por su color negro y sin ella el trigo sarraceno tiene un tono dorado. Las harinas que incluyen cáscara ofrecen una textura más áspera al paladar y restan consistencia al pan haciéndolo más arenoso y quebradizo.
– Utiliza levadura de panadero. He probado combinando bicarbonato y vinagre de manzana y el resultado es un pan apelmazado y mazacote; nada que ver con la textura esponjosa de un pan.
– Utiliza las proporciones de la receta. Cuando hagas la masa, verás que su consistencia no tiene nada que ver con la de una masa hecha con harina de cereales, y puede que tengas la tentación de subsanarlo añadiendo más harina. ¡Resiste esa tentación! Sólo conseguirás sobrecargar la masa y que el pan quede como una piedra. ¡Comprobado!

– Un consejo adicional: para conservar el pan, envuélvelo en un paño y guárdalo en la nevera. Así durará mucho más.

 

25 porciones Kcal/porción: 66
Tiempo  1h30min+45min (horno)
Proteínas: 2 g Hidratos de carbono: 11 g Grasas: 1 g
INGREDIENTES

  • 400 g de harina de trigo sarrceno
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de levadura de panadero
  • 450 g de agua

Opcional: puedes darle diferentes toques de sabor añadiendo semillas, frutos secos, verduras deshidratadas o especias, tanto en la superficie como en el interior del pan. Por ejemplo: pipas de girasol, de calabaza, semillas de sésamo, nueces, cebolla, tomates deshidratados…

PanSarraceno5

PREPARACIÓN

  1. Prepara un molde rectangular de (11×25) cm: unta las paredes con mantequilla o aceite de oliva y cubre la base con un trozo de papel para hornear.
  2. Si tu levadura necesita disolverse en agua (lee las instrucciones en el envase de la levadura), toma parte del agua que se va a emplear en la receta para hacerlo; si no necesita disolverse, pasa directamente al siguiente paso.
  3. En un bol grande, pon la harina de trigo sarraceno, la sal y la levadura. Si optas por añadir algún ingrediente adicional a la masa, como por ejemplo semillas, incorpóralo en este paso.
  4. Incorpora el aceite.
  5. Añade el agua en tres veces, mezclando bien cada vez, y así evitarás que salgan grumos.
  6. Vierte la mezcla en el molde, tápala con un paño y déjala reposar en un lugar sin corrientes de aire durante hora y media para que la masa suba.
  7. Si optas por poner semillas por encima, este es el momento: espárcelas por la superficie.
  8. Transcurrida hora y cuarto, pon el horno a precalentar a 200 °C.
  9. Después de hora y media, cuando la masa haya subido, introduce el molde en la parte baja del horno. Por ejemplo, mi horno tiene cinco alturas, y yo lo coloco en la segunda desde abajo. Déjalo hornear durante unos 45 minutos. Comprueba que está bien cocido pinchando con un palito en el centro y verificando que sale limpio.
  10. Desmolda el pan, quita el papel de la base, coloca el pan sobre una rejilla (para que no retenga la humedad) y déjalo enfriar 30 minutos.

¡Que lo disfrutes!

 

Anuncios

20 comentarios en “Pan de Trigo Sarraceno

  1. Hola, tiene una pinta estupenda, intentaré hacerlo. He leído en alguna receta de sarraceno que se debe dejar a remojo unas horas, no es necesario en este caso?, que diferencia hay?

    Me gusta

    • Gracias María José!
      Poner en remojo el trigo sarraceno mejora la absorción de sus nutrientes y también favorece su digestión. Es un paso conveniente y que puedes introducir al hacer esta receta de pan. Si lo pones en remojo te aconsejo que sea alrededor de 24 horas.
      Espero que disfrutes de la receta!

      Me gusta

    • Hola Inma!
      Si, puedes hacerlo con la panificadora. Sigue la receta incorporando los ingredientes en el orden que recomienda el fabricante. Si quieres añadir algún ingrediente extra a la masa (semillas, frutos secos…) utiliza la función de pan integral e incorpora los ingredientes cuando te indique la máquina.
      Espero que disfrutes del pan.
      Un abrazo!

      Me gusta

  2. Pingback: Nutella Paleo | cocinaprimitiva

  3. Gracias por la receta! Cual sería la levadura de panadero? sirve la que venden en dados en el Mercadona? una duda, hice un pan de harina de trigo sarraceno y me resultó un sabor muy fuerte, no sé si hice algo mal o es siempre así, desde entonces no me he atrevido a volver a hacerlo y he utilizado otras harinas sin gluten, alguna idea? Gracias

    Me gusta

  4. Gracias por la receta … es facilísima y queda un pan perfecto! Yo le he añadido chia, avena, lino y pipas de girasol y calabaza … Tiene una textura y un sabor espectacular!!!

    Me gusta

  5. Cuando dices de añadir el agua en 3 veces mientras vas mezclando, entiendo que la mezcla se hace con la minipimer o es a mano??? Muchas gracias por tu tiempo y la receta.

    Me gusta

    • Hola Fuenlaun!
      Son instrucciones para hacerla a mano. Si la quieres hacer con la minipimer, echa todos el agua de una vez y trabaja la masa hasta eliminar los posibles grumos.
      Gracias a ti por tu interés. Espero que disfrutes del pan 🙂
      Un abrazo,
      Bea

      Me gusta

  6. Pingback: Pan de trigo sarraceno – Pain au sarrasin | Poivre & Canela

    • Gracias por tu comentario Chusa y me alegra que te haya gustado. Sí, es superfácil de preparar y un éxito de sabor 🙂 En casa siempre tenemos pan de trigo sarraceno en el congelador y cortado en rebanadas, cuando lo vamos a comer se saca la cantidad que estimemos, se pone en la tostadora y listo! Fácil, fácil.
      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s