Nutella Paleo

Nutela7

La mundialmente conocida Nutella tiene su versión española en la Nocilla, un elemento estrella en los bocatas de nuestra infancia. ¿Te acuerdas de la letra de aquella canción? “Leche, caco, avellanas y azúcar: Nocillaaa”. Pues la versión paleo vendría a ser: “Leche, cacao, avellanas y miel: PALEO-NOCILLAAA”. Quizá no suene tan familiar pero es sólo cuestión de tiempo. En cuanto pruebes esta receta de Nocilla (o Nutella) la incorporarás de manera automática.

La Nocilla ha alimentado nuestra infancia y nos trae emociones el pensar en ella o comerla. ¿Quién no ha merendado un bocata de Nocilla en su infancia, o ha metido el dedo en el bote para llenarse la boca de sabor? Incluso ahora que somos mayores, comerla nos produce una sensación de bienestar, aunque ahora necesitamos hacer el ejercicio mental de no pensar en sus ingredientes y el procesado industrial que le somete. De lo contrario, me temo que la sensación de bienestar se va a paseo.

La versión paleo de la Nutella que traigo en esta entrada es nutritiva, saludable e increíblemente buena, con sabor a Nutella y para que comas a placer con la tranquilidad de saber que te estás alimentando.

¡Espero que lo disfrutes!
Sigue leyendo

Tortilla de brócoli

TortillaBrocoli2

De vez en cuando me apetece probar recetas sencillas, sin complicaciones, pero eso sí, que sean también sabrosas. Ahora que estamos en temporada de brócoli buscabamos otra manera de cocinarlo porque, no sé si a vosotros os pasará, es de esas verduras para las que tengo dos recetas contadas y al final termino por aburrirme. Probamos a cocinarlo en forma de tortilla, al estilo de una de patatas, bien jugosa y nos gustó tanto que se ha ganado una entrada en el blog por lo rica y sencilla que es.

Te animo a que estos días de invierno la pruebes, te vendrá de maravilla para prevenir resfriados porque el brócoli tiene un alto contenido en vitamina C (89,2 mg en 100 g de brócoli) y supera al de la naraja (53,2 mg en 100 g de naranja). Ahorra en clinex y gana en salud 😉

Sigue leyendo

¿Qué hago en 15 minutos?

Tortilla2

A veces me encuentro con que no tengo tiempo (o ganas) de cocinar algo, y no puedo tirar, claro, de un poco de pan y un fiambre. El otro día cronometré esto: tenía hambre, era la hora de cenar, no teníia energía para pensar mucho. Así que cogí media cebolla, medio pimiento de nuestro huerto hurbano, los di una vuelta. Luego unos huevos, un poco de queso, por encima mantequilla y tan ricamente. 10 minutos y una cena paleo: proteína, verduras y grasas. ¿A que no es tan difícil?
Sigue leyendo

Puerros a la Vinagreta

Puerros

Después de los atracones de navidad el cuerpo nos pide parar un poco, comer algo más ligero y limpio. Lo primero que se nos viene a la cabeza son verduras así que aquí presento un plato de verduras bien sabroso para que no se nos ponga cara de lástima al pensar en ellas y disfrutemos comiéndolas. 

Disfruta del post-navidad comiendo sabroso, liego y saludable. Y si eres aficionado a los puerros te recomiendo que pruebes la receta de la crema de puerros

Buen provecho!

Sigue leyendo

Opíparo Desayuno (II)

Desayuno2-1

Sigo con mi tema de los desayunos. Ahora que ha llegado el invierno, es más importante comenzar el día con algo caliente y de mucho alimento. Bueno, en realidad es lo que yo me digo para justificar los atracones matinales que me estoy dando los fines de semana.

En este caso, una vez más unos huevos a la plancha, un poco de pimiento rojo y unas salchichas de pollo, me han sentado de maravilla.

Sigue leyendo

Tronco de Navidad Primal

TroncoNavidad

Este año me siento una afortunada con mis vacaciones de Navidad, el trabajo me ha permitido tener vacaciones de “cole” que aprovecho para reencontrarme con familia, amigos, hacer un poco de deporte, dormir, dormir y dormir… Y entre todos estos quehaceres también disfruto del tiempo en la cocina, pongo en marcha mi creatividad sacando nuevas recetas.

TroncoNavidad4

Mi último logro ha sido conseguir la versión Primal del tronco de Navidad. Ya que las Navidades es una época ideal para saltarse la dieta y aún no he conseguido tener la versión primal de los dulces que me gustan (es cuestión de tiempo 😉 ) de esta época, poco a poco voy aumentando el repertorio con nuevas primal-recetas que me hacen no echar nada de menos. Esta entrada es muestra de ello. Si te digo que me he pasado de lo rico que está no te exagero, que delicia! La cobertura de chocolate es crujiente, el bizcocho húmedo y el relleno cremoso, una combinación maravillosa de texturas.

TroncoNavidad2

Disfruta de esta delicia de receta.

Felices fiestas y feliz año nuevo!

Sigue leyendo

Desayuno rápido

Yogurt-2

Antes de comenzar la dieta Paleo, mi desayuno estaba muy claro: una tostada de pan con tomate, aceite, jamón, si había, y ajo restregado. Era fácil, no había que pensar, mientras iba subiendo el café, ponía el pan en la tostadora, preparaba un diente de ajo… bueno, seguro que muchos de vosotros lo recordáis.

Cuando empezamos con la dieta paleo, esta fué de las primeras dificultades. Como Bea es muy resuelta, comenzó a hacer cada día una cosa diferente: huevos, batidos, crepes, pero claro no todos los días hay tiempo para hacer todo esto, y estar pensando cada día qué desayunar se podía convertir en una de esas cosas que te hacen perder las ganas, la motivación y abre la puerta a que digas, bueno hoy no hago la dieta… y un día te tomas unos churros, otro día una tostada… y se acabó!

Como nos mantuvimos en ello, hemos llegado a un desayuno que al final es lo que más fácil nos resulta y lo que comemos casi cada día. Y además, es muy sencillo: un buen cuenco de yogurt griego, con un manojo de frutos secos (la combinación varía, pero suele tener pistachos, nueces, pasas, y algún otro fruto del bosque) y, si quieres que sepa un poco más dulce, un chorrito de sirope de agave. Poco, pues si te pasas, notarás que antes de la hora de comer, ya tendrás hambre!

En fin, es sencillo, nutritivo, tiene proteínas y grasas… ¿qué más se le puede pedir? Ah, sí: está muy rico!

Sigue leyendo

Guiso de Cordero Extremeño

CorderoExtremeño2

En realidad, el guiso original era con cabrito, pero no lo encontraba así que decidí hacerlo con cordero (estaban cerrando el mercado y tenía antojo de este guiso, y me lancé, aun sabiendo que no iba a saber igual). Este guiso me lo enseñó el mismo amigo que tenía un pueblo “inexistente”. Después de esta y la anterior recetas, casi pensé que podía escribir un libro sobre comida extremeña, porque esta, la anterior (y otras que me enseñó) se apoyan mucho en dos ingredientes: ajo y laurel. Ya lo visteis en la receta de sopa de patatas fritas.

Este plato, además de la carne, deja un caldo que es una maravilla. Después de hecho, si es cabrito o una carne con mucho sabor, se puede comer sin más guarnición. Pero si quieres, puedes echar una patata partida en trozos y hervirla en el caldo y luego añadir la carne. A la hora de elegir la carne, si no hay cabrito, elige en función del sabor que quieres obtener. Por ejemplo, algo de falda de cordero, o morcillo de ternera, le da buen sabor. En cualquier caso, es súper, súper fácil de hacer.

Es uno de esos guisos perfectos para el tiempo frío.

Sigue leyendo

Sopa de Patatas Fritas

SopaPatatas3

Sí, sí, no me he equivocado: Sopa de patatas fritas. Una vez más una receta de patatas; es uno de los alimentos que más me gustan. En algunos círculos “paleo” no están bien vistas, pero creo que en moderación no hacen daño.

Esta receta tiene algo de historia: me la hizo un amigo hace ya unos años diciéndome que se trataba de una receta de “su pueblo”. Es un pueblo al que nunca he llegado a ir, porque siempre que prometía llevarme pasaba algo y nunca salía el plan. Hablaba mucho mi amigo de su pueblo “en la sierra de Gata”, pero como digo, al final decidí que no era cierto y no tenía pueblo. Creo que para demostrarme que sí, un día hizo esta sopa que me dejó sorprendidísimo. Por lo extraño del ingrediente principal, por lo sencillo de los otros ingredientes, pero sobre todo, por lo rica que estaba.

Estos días que por aquí empieza a hacer frío, me he acordado y la he vuelto a hacer: riquísima.

A ver qué te parece…

Sigue leyendo

Flan de queso Primal

FlanQueso2

Mmmmmm… se me hace la boca agua cada vez que pienso en el flan de queso. La primera vez que lo hice era una ocasión especial, venía a comer a casa nuestro buen amigo Fouad. Me animé a hacerlo porque me pareció sencillisimo de hacer y sin “cacharreo” (solo se usa un cazo, una cuchara, un vaso y un molde). Y así, de casualidad, encontré uno de mis postres preferidos (y de Fouad!).

No imagináis la cara Fouad al primer bocado, os puedo decir que los ojos se le quedaron en blanco :-). A todos nos encantó. Tiene un sabor con ese toque especial de los postres caseros: saboreas la sensación a hogar. La textura es suave, se deshace en la boca.

Aquí os dejo la receta de esta maravilla.

Sigue leyendo